#COWloquio : El futuro de las industrias culturales y la artesanía en El Carmen.

En #COW planteamos acciones que generen cruce de opiniones entre agentes del barrio con el fin de avanzar hacia un tejido conectado de profesionales que habitan El Carmen y encuentren en #COWintheCarmen un espacio en el que desarrollar su actividad y activismo.

Con esta filosofía surge el primer #COWloquio.

La propuesta del #COWloquio parte de la idea de Rogle donde siempre habrá un asiento disponible para que cualquiera que asista al mismo pueda participar de forma activa y volcar su opinión a la conversación. Todas las ideas son bienvenidas.

La cita, el domingo 17 de Marzo acogidos por la Falla «Parc Juràssic» en la Plaza del Ángel. En un momento intenso de la fiesta de las Fallas que siguen su ritmo, recogidas de premios, la terraza del bar a punto de abrir, bandas de música y transeútes curiosos que visitan las fallas del centro histórico. Como invitados, dos figuras que han participado en las Fallas 2019 desde situaciones totalmente dispares pero aún así coinciden en la interacción en sus fallas.

El Lema «Parc Juràssic» de la Falla de la Plaza del Ángel ya habla del tema a tratar, ¿es posible un futuro para los habitantes del barrio de El Carmen o quedará convertido en un museo sombra de lo que representó para la ciudad en el pasado?

Participando en la conversación Javier Molinero que, junto a Bernat Ivars, es autor de la Falla plantada en el Claustro en el Museo de El Carmen, MVSEV.M. Una falla interactiva que está en constante evolución gracias a la intervención de los alumnos de instituto. También ha sido durante años parte gestora del Solar Corona que dotó de actividad cultural uno de los tantos espacios sin uso del barrio. Otro de las voces participantes fue Paco Pellicer que, junto a Marisa Falcó, conforma Fet d’Encàrrec. Uno de los últimos talleres de artistas falleros ubicados en El Carmen habitan el barrio desde hace más de 20 años y forman parte del grupo d’Estudis Fallers.

Una pregunta como punto de partida: ¿cómo hacer que las industrias vinculadas a la cultura vuelvan al Carmen para desarrollar su actividad? Como plantea la moderadora Merxe Navarro, entre los años 70 y 80 con los diferentes planes urbanísticos planteados por el Ayuntamiento de Valencia se llegó hasta un grado de degradación del barrio que permitió que aflorasen actividades vinculadas a las drogas y la prostitución que junto a un parque de viviendas de pequeñas dimensiones, en una situación de degradación y pocos servicios para las familias estas poco a poco fueran despoblando el barrio. Junto a una demolición de los edificios con alto grado de degradación convirtieron el centro histórico en un lleno de vacíos. Si sumamos una actitud por parte del ayuntamiento para que fuesen entidades privadas las que invirtieran en la mejora del barrio llegamos a un punto en el que al no resultar potencialmente beneficioso para el promotor privado y prácticamente inexistente inversión pública se llega a una situación de difícil retorno. Las pocas acciones privadas para generar riqueza en el barrio se encuentran con una burocracia y gestión que ahogan cualquier iniciativa.
Con un cambio de actitud, desde finales de la primera década del siglo XXI se inicia una inversión pública en el barrio. Como consecuencia una transformación radical junto al cambio de estrategia del ayuntamiento, ha liberado al barrio del tráfico rodado generando una mayor superficie de relación entre los habitantes del barrio. Esto ha supuesto un cambio radical para la vida en el barrio, los comercios han podido seguir desarrollando su actividad con un control de horas en el abastecimiento de materias primas y también se ha generado un mayor tránsito tanto de turistas como de ciudadanos de Valencia de otros barrios que posicionan a Valencia a El Carmen como un nuevo centro de ocio para la ciudad.

Desde el habitante de El Carmen de más antigüedad, Paco Pellicer, plantea la cuestión que se mantiene encima de la mesa es la de los habitantes del barrio. Al haberse aumentado una demanda de ocio se han generado nuevos negocios versados a esta actividad económica desapareciendo a su ver los que tienen que ver con los locales como son servicios de alimentación y necesidades para el día a día. Ello sumada a la situación de las pocas plazas escolares del barrio, los pocos edificios adaptados para la vida moderna, han continuado con la huida de las familias del barrio. Surge una dificultad diaria en el día a día que sumado al encarecimiento de la vivienda dificulta la reversión de esta tendencia.
Hilando con lo anterior, Javier Molinero explica que la Turistificación del barrio no debe tomarse como un hecho aislado que ha surgido sin motivo, es el síntome de una larga enfermedad que ha sufrido El Carmen a lo largo de los años. Un diagnóstico precoz de la situación podría haber llamado la atención sobre las situaciones que han permitido el estado actual. En este punto, aplicar lo aprendido a otras zonas de la ciudad para intentar atajar el proceso. Detectar los puntos que han convertido el barrio en un lugar donde es difícil vivir para atacarlo uno a uno.

Pequeñas acciones que podemos hacer los actuales habitantes del barrio, generar actividad económica no vinculada en exclusiva al que está de paso, reinvidaciones del espacio público que lo habiten y doten de vida más allá de las fiestas de fallas y un verdadero compromiso con los ciudadanos además de un aumento en la intervención del ayuntamiento que permita este tipo de acciones y ayude a financiar estos proyectos de futuro que conviertan a los habitantes del Carmen en ángeles y no en #carmensaurus que decoren un «Parc Juràssic».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.